Horario 
Lunes a Viernes:

Mañanas:   10:30 - 13:30
Tardes:      17:00 - 20:00
Sábados :  10:30 - 13:30

FACE1.fw twiter.fw

 

West Highland White Terrier


Material
Tijeras largas y de entresacar, cuchillas de «trimming» fina y gruesa, un peine de púas largas y separadas, cepillo de goma para terrier y cepillo de púas largas de goma.

Descripción del manto
De color blanco puro, debe tener dos capas. La exterior consta de pelo duro de aproximadamente cinco centímetros de largo, libre de todo rizo. La capa inferior es corta, suave y espesa.


Baño

Si la textura del pelo de un ejemplar concreto tiende a la suavidad, es mejor espaciar los baños, de modo que se sustituyan por el uso de champú en seco. El champú, en caso de que sea bañado, no debe suavizar el pelo ni engrasarlo, por eso se recomienda el uso de uno específico para pelo duro.

Cepillado

Debe hacerse periódicamente para que no aparezcan nudos, pero con cuidado de no romper el pelo duro. A su vez ayuda a mantener el pelo limpio durante más tiempo.

Corte

Hay dos modos de cortar el pelo para que el West Highland White Terrier tenga esa silueta que le caracteriza, uno es a máquina y el otro es el método llamado de «stripping». El primero es mucho más barato, dado que no es tan laborioso como el segundo, pero su mayor inconveniente es que interviene en la textura del pelo, de modo que lo convierte poco a poco en un pelo sedoso y cada vez más ondulado. Por este motivo vamos a describir en el apartado para exposición cómo debe ser el aspecto final del perro aunque para ello se empleen técnicas distintas.

Para exposición

La parte más importante a la hora de preparar a un West Highland White Terrier es la cabeza, que debe quedar en forma de crisantemo. Para empezar se trabajan las orejas, que pueden ser peladas o no, según su tamaño respecto de la cabeza. Las orejas se toman como referencia a la hora de realizar la circunferencia de la cabeza. Una vez cortada en redondo, hay que cardar el pelo para que se vea esférica desde cualquier ángulo.

El pelo del pecho, cuello y hombros se debe arrancar con los dedos a una longitud corta, por eso en su unión con las patas hay que hacer el corte con tijeras de entresacar para que no se marquen escalones bruscos.

El pelo de los cuatro pies debe redondearse. Para dejar las patas delanteras en forma tubular hay que recortar todos los pelos que sobresalgan de la silueta deseada con unas tijeras rectas. En las patas traseras se arrancará a distinta longitud el pelo de los lados y de atrás, para que los volúmenes queden unidos suavemente.

Esta es la forma en la que hay que trabajar el manto de esta raza, pero su mantenimiento debe hacerse teniendo en cuenta que para el día de la exposición el pelo del cuello debería tener tres centímetros de longitud, dos centímetros el de los costados y uno el del lomo, pecho y parte trasera. Por ello, los trabajos se realizan con tiempo suficiente para que el pelo crezca.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto