Horario

       Lunes a Viernes:

Mañanas:   10:30 - 13:30

Tardes:       17:00 - 20:00

                                                                                                                                                                                                                                              Sábados :  10:,30 - 13,30

 
                                                                                                                                                                                                                                                          FACE1.fw twiter.fw

Yorkshire Terrier

barra.fw

Cepillo de púas metálicas, carda suave, aceite, papel de seda y gomitas.

Debe ser largo y denso, nunca rizado. Debe ser más suave al tacto de lo que parece a simple vista. Se admiten todos los colores, incluso combinados con blanco.

Antes del baño hay que tapar los oídos del perro. El baño se lleva a cabo con el champú diluido en agua, de modo que se vaya humedeciendo sin frotar en círculo, así se evita la formación de nudos. Se debe enjabonar varias veces si el perro ha estado previamente aceitado. Por último se aplica la crema suavizante o acondicionadora, según las preferencias particulares, y se aclara con rigor, para que el pelo quede libre de productos. El exceso de agua se retira con una toalla, siempre a favor del pelo. La periodicidad más adecuada es una vez por semana.

Es un aspecto fundamental en el preparado de un Yorkshire Terrier. Por ello, no se debe descuidar, dado que la especial textura del pelo en esta raza hace que se enrede muy fácilmente. El cepillado, bien con la carda o con el cepillo, debe hacerse en la dirección que crece el pelo. Con el peine se comprueba que no haya ningún nudo y se coloca el pelo. Hay zonas especialmente conflictivas: la parte inferior del pecho, el estómago, las patas y las axilas, de modo que se deben vigilar más de cerca. Para que el pelo de la cabeza no caiga sobre los ojos, se debe recoger en un moño; para ello se traza una línea desde el rabillo de los ojos hasta la parte interior de las orejas, de modo que se forme un mechón sobre el cráneo, éste se puede recoger con infinidad de métodos, una gomita, un lacito o un envoltorio en caso de que el perro vaya a exposiciones.

Tan importante como un baño correcto es el secado. Se debe hacer en la dirección del crecimiento del pelo, cepillando a la vez que se seca con el secador de mano. Como en todas las razas, es preferible empezar por los pies y terminar por la cabeza, sin pasar de una zona a otra hasta que esté completamente seca. Este punto es muy importante debido a que el pelo húmedo tiende a ondularse y se anuda con mayor facilidad.

La diferencia en el preparado de un Yorkshire de compañía y uno de exposición está básicamente en el empaquetado del pelo. Éste se lleva a cabo por mechones aceitados envueltos en papel de seda y sujetos con una goma. El empaquetado suele empezar a hacerse alrededor de los diez meses de edad. Al principio el perro se siente un tanto incómodo pero rápidamente se acostumbra. Aunque varía en función de la cantidad de pelo a recoger, los bigudíes suelen colocarse uno en el flequillo, uno en la mandíbula, dos en cada mejilla, dos en los bigotes, cinco a cada lado del cuerpo, uno en la parte superior pecho, uno en la parte inferior del pecho, dos en cada pata y uno en el rabo.

barra.fw

CONTACTO



C/ Paseo Florencia nº15 Bajo 2
30010 Murcia - ( Frente cruce de Patiño )



Teléfono


968292909



Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

barra.fw

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto