Horario de Verano:
Lunes a Viernes:
Mañanas:     de 10,30 a 13,30 horas
   Tardes:          de 17,00 a 20,00 horas
Sábados :      cerrado en septiembre

FACE1.fw twiter.fw

Scottish Terrier


Material
Carda, peine metálico, cuchilla o navaja de «trimming», máquina eléctrica de rasurar, tijeras de entresacar.
Descripción del manto

Posee un subpelo denso y corto, de textura suave y fina, y un pelo exterior duro, rígido y áspero. Crece sin parar a lo largo de la vida del perro, por lo que su arreglo debe hacerse con frecuencia, en los ejemplares que van a exposiciones al menos cada quince días. Es una raza cuya preparación requiere cierta experiencia.


Baño

Sólo debe realizarse con productos especiales para pelo duro, de lo contrario irá suavizándose, textura del todo indeseable en un perro que asiste a exposiciones. Hay que secarlo perfectamente mientras se cepilla en la dirección del crecimiento de pelo, para no romperlo y para que no quede abultado. El baño se debe realizar unos días antes de la exposicón, para que el manto pueda recuperar su especial textura.

Cepillado

Para su mantenimiento general hay que cepillar, unas tres veces por semana, con una carda y un peine metálico tanto las barbas como los faldones.

Corte

Con la ayuda de la cuchilla de «trimming» se peinará el manto superior, para extraer así el subpelo sobrante y arrastar el posible pelo muerto de corbertura.

Para exposición

El arreglo para un perro de compañía se puede realizar con una máquina eléctrica, pero no los ejemplares que asisten a exposiciones. Es éstos, se debe hacer con un tiempo de antelación, para que en el ring tengan un aspecto impecable.

El cuerpo se arregla en cuatro zonas bien diferenciadas: desde la cabeza hasta la base de la cola, desde la base de la oreja hasta el hombro o parte alta de las patas delanteras, la totalidad de los costados —desde el codo sube a los hijares y termina hacia la mitad de los muslos— y la cola. Todas se trabajan con la cuchilla de «trimming», la zona desde la base de la nuca hasta después de la cruz, justo en su unión con la espalda, procuraremos dejar un pelo de mayor longitud, al igual que en la base de la cola. El pelo de los laterales del cuello y hombros debe quedar bastante corto, mientras que en el resto del dorso, flancos y muslos la longitud es media. Las distintas longitudes de estas zonas deben unirse sin escalones marcados, de modo que cree unos volúmenes naturales, para ello se utilizan las tijeras de entresacar. Como hemos visto, el pelo de la base de la cola es más largo que el de la punta, ésta debe estar redondeada, tampoco la diferencia de longitudes en la cola debe ser marcada con ningún escalón brusco. La garganta, pecho y zona anal se pueden cortar con máquina eléctrica con una longitud entre un milímetro y medio y tres milímetros. Se afeitará desde el inicio de la garganta hasta el principio del esternón y desde la base de la mejilla hasta la parte delantera superior de la pata. La zona posterior se cortará alrededor del ano hacia la parte trasera del muslo, aunque se aconseja acabar con la ayuda de la cuchilla de «trimming» o la tijera de entresacar.

El pelo de los faldones se peina hacia abajo; con las tijeras planas se recorta en forma redondeada el pelo de las manos y los pies, sin olvidar despejar el pelo que hay entre las almohadillas. La unión entre la parte superior del cuerpo y los faldones se perfilará con las tijeras de entresacar para conseguir una progresión suave de las distintas longitudes. Si en los codos, corvejones, lados, etcétera, hay pelos que destacan fuera de la silueta, deben arrancarse con los dedos.

Las mejillas —desde la base de la oreja a la esquina exterior del ojo— se rasuran con la máquina eléctrica. Las orejas se afeitan por dentro y por fuera, excepto unos mechones de aproximadamente dos centímetros y medio en la base interior de la oreja, que se deben perfilar con las tijeras de entresacar.

Con la cuchilla de «trimming» se arranca el pelo de la frente, que se deja plana y con una longitud de alrededor de un centímetro, desde la línea del stop hasta la base del occipital. Con las tijeras de entresacar se delimita el borde exterior de las barbas, para dar una línea oblicua desde el borde del ojo hasta la comisura de la boca, a la vez que se procura que ésta, vista de frente, no sobresalga de los bordes longitudinales de las mejillas. El pelo que haya a lo largo de la caña nasal y lagrimales se debe despejar. Para separar las cejas, se recortan dos triángulos con las tijeras planas, de modo que la parte interior de la ceja quede recta y paralela al hocico, mientras que la parte exterior es una línea diagonal que nace en mitad de la caña nasal y termina en el borde exterior del ojo.

 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto